Blogia
Ignacio Caparrós

Del mar y sus despojos, 1997

Este libro ha sido el único que escribí y publiqué en el mismo año. Fue editado en la Colección "Puente de la Aurora", nº XVII, Málaga, 1997, con una tirada de 500 ejemplares, hoy agotada. Esta obra, inspirada fundamentalmente por El cementerio marino de Paul Valéry, quería ser mi personal homenaje al Mediterráneo. Su tratamiento lírico devino, a medida que avanzaba en su composición, en una visión épica y catastrofista de un mar que siempre me ha fascinado, pero al que veía en serio peligro de fatal contaminación. De ahí el pesimismo con que la obra va creciendo. Compuesta con versos endecasílabos blancos, os ofrezco aquí las dos primeras estrofas, que son las que constituyen su Preámbulo.

Lentas gaviotas, leves nubes plácidas,

que pobláis el azul igual que almas,

vosotras el aviso del destino

que el hombre ha de cumplir por sus raíces

de mar que se detiene en sus latidos

a contemplar la luz que amansa el cielo

o que iracundo quiebra sus vidrieras

sobre las rocas rotas por sus furias.

Esa mar que es eterna voz o eco

de pretéritos siglos y de afanes

que lloran las gaviotas en la arena.

                            ***

Conozco vuestros versos de elegía,

cuando la brisa os mece u os conducen

presagios de tormenta hacia la altura

de montes y azoteas familiares

que os protejan del mal que avienta el aire.

Y os quiso quejumbrosamente hozando

en la basura humana que os hacina

como a ratas, pues no os procura el piélago

la plata palpitante de su espuma.

Vuestros versos de mar embalsamado,

como los míos, gritan sus despojos. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres