Blogia
Ignacio Caparrós

Testamento (1999)

Este librito fue publicado en edición bilingüe español-italiano en la Colección "I quaderni della valle", traducido por Emilio Coco y editado en Italia, 1999, con una tirada de 500 ejemplares, hoy agotada. Su contenido es fruto de múltiples desazones y desengaños, así como de una después infundada presunción de cercanía de la muerte.

                                    CUANDO ME VAYA

En las cimas nevadas de las olas;

en el nácar del alba sobre el agua;

en el foulard nervioso de la luna

sobre el abrigo oscuro de la playa.

En la cuna mecida por la brisa

de palmeras y sauces, nubes blancas;

en perfumadas pérgolas de rosas;

en los copos del fuego, en las biznagas.

En el rojo estertor de las encinas,

alumbrando las frías madrugadas;

en el humo de otoño y en el llanto

de los cirros colgados de las ramas.

En el hielo del viento, en las coronas

de colinas, volcanes y montañas;

en las desahibitadas calles grises

que enovillan nieblas, luces lasas.

                              *

En los besos de espuma del deseo;

en los ojos de jóvenes muchachas;

en el pañuelo al viento de los brazos

sobre el cuerpo desnudo de las sábanas.

En el buque del mar, mecido a solas,

por estrellas y lunas embriagadas;

en las sales de orillas por los muslos;

en los rayos del hielo de las aulagas.

En el negro tizón de las pavesas,

crepitando su luz entre las llamas;

en los mustios ocasos y en las risas

de la lluvia filtrándose en las savias.

En el fulgor de espejo de las nieves

sobre aleros, aceras y ventanas;

en las pobladas urbes del cansancio

que hilvanan con azufre telarañas.

                               *

En el brillo del ojo que imagina

sus conquistas de mundos y palabras.

En los labios que liban sus ponzoñas,

sus conceptos robados a la lava.

En la angustia de hiel de las ideas

con sus sienes de luz encrucijada.

En la serena paz de todo limbo

que es edén de esa voz que ansía el alma.

En todo yo: mi juventud de esquirla,

mi madurez de sol, mi sombra anciana,

mi verso vuelto azogue en la conciencia

del hombre que se sabe en la ignorancia.

                                  *

En todo al fin, en toda vida nueva,

en cada numen, cuando yo me vaya.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres